LA VENTRILOQUIA, ES ARTE AL ALCANCE DE TODOS (P.W. CIURÓ) MADRID 1963, WENCESLAO CIURO (MAGIA)

LA VENTRILOQUIA, ES ARTE AL ALCANCE DE TODOS (P.W. CIURÓ) MADRID 1963, WENCESLAO CIURO (MAGIA)

New product

81,73€

- +

 
Más info sobre este truco de magia...

Se trata del libro del recordado padre Wenceslao Ciuró, La ventriloquía. Este arte al alcance de todos, prácticamente el único tratado sobre ventriloquía escrito en español, publicado en el año 1963, y que actualmente solo se encuentra en librerías de viejo.

El librito, porque solamente tiene 151 páginas en pequeño formato, se estructura en cuatro partes:

  • En la primera, el genial mago y ventrílocuo, nos presenta los conceptos generales sobre la ventriloquía y cuál es el propósito de la obra.
  • La segunda parte se dedica al uso de la voz, en definitiva a la técnica de la ventriloquía, tanto a la voz ventriloquial propiamente dicha, como al control de los labios. Concluye esta segunda parte explicando todo lo que hay que saber sobre muñecos, maniquíes y marionetas, aunque lógicamente el avance de de los tiempos hace que hoy en día podamos contar con nuevos materiales, por ejemplo.
  • La tercera parte nos habla sobre los elementos de ilusión en la ventriloquía, es decir, "algunas astucias" como las llama el padre Ciuró, para distraer la atención del público, la conversación del ventrílocuo y su muñeco, la presentación en escena, sin olvidar las particularidades, por ejemplo, de la actuación en televisión.
  • La cuarta y última parte incluye algunos diálogos y gags para ser utilizados como material de práctica. Aunque nos puedan parecer hoy un tanto ingenuos, por eso precisamente esta parte me parece deliciosa.


El libro termina con un apéndice que contiene algunas anécdotas de ventrílocuos.

El autor


Padre+Ciur%C3%B3.jpgWenceslao Ciuró y Sureda nació el 1 de mayo de 1895 en Castelltersol (catalán: Castellterçol), pequeña localidad del Vallés Oriental, a unos 50 km de Barcelona.

Estudió en los Escolapios de la vecina Moyá y fue allí donde sintió la llamada de sus dos vocaciones: el del ilusionismo y la religiosa. Su primera sesión de prestidigitación fue antes otros 200 alumnos del colegio en una función navideña.

Wenceslao Ciuró fue ordenado sacerdote en 1917, pero no por eso abandonó el ilusionismo, pasión que le acompañaría durante toda su vida.

Experimentó con numerosos tipos de magia, desde la magia de cerca hasta la escénica y, por supuesto, también con la ventriloquía. Entre los ilusionistas de la época con los que se perfeccionó se encuentran Partagás y Fu-Manchú. Precisamente en su honor, Ciuró eligió como nombre artístico para sus actuaciones el de Ling-Kai-Fu.

El inicio de la guerra civil le sorprende en Francia, donde estaba perfeccionando su francés y, en vista del cariz que tomaban los acontecimientos, decide quedarse. Ello le permite estudiar y perfeccionarse, actuando para sus feligreses. Permanece en Francia incluso durante la segunda guerra mundial y la ocupación nazi y regresa finalmente a España en 1945.

El obispado de Madrid le envía inicialmente a Boadilla del Monte, pero al cabo de un año es destinado a la capital, donde residiría hasta su jubilación en 1972.

Aun siendo un mago aficionado, su popularidad era enorme, llegando a actuar para ministros y para el propio Franco en El Pardo. Apareció también numerosas veces en Televisión Española en los años 70.

El padre Wenceslao Ciuró falleció el 23 de abril de 1978.

En su pueblo natal se celebra un Memorial de Magia en su honor.

Además de La ventriloquía, que nos ocupa hoy, escribió numerosos libros sobre ilusionismo, que serán objeto de una próxima entrada de este blog.

Los datos biográficos utilizados para escribir esta entrada están sacados de las siguientes páginas, donde también podéis leer más sobre la vida y la obra del padre Wenceslao Ciuró:

otros trucos de magia parecidos

No products

To be determined Shipping
0,00€ Tax
0,00€ Total

Check out